dejar de beber
| | |

TRATAMIENTO PARA DEJAR DE CONSUMIR BEBIDAS ALCOHÓLICAS

Tratamiento integral cognitivo-conductual

ETAPAS PARA DEJAR UNA DEPENDENCIA

Psicólogos Granada

Precontemplacion

Se puede sentir sorprendido cuando se le habla del problema o ponerse a la defensiva
No es consciente de su problema
No se plantea modificar su conducta
La persona obtiene más gratificacione que experiencias aversivas
Si acude a tratamiento es presionados (por ejemplo, la familia, estamento judicial, etc.)
Se trata de proporcionar al paciente información que le lleve a aumentar su conciencia de problema.
Dar prioridad a las conductas vinculadas con el consumo de alcohol, analizado con el paciente los patrones de consumo (tiempo que dedica diariamente a beber, tipo de bebida, cantidad de UBE que ingiere diariamente, etc.).
Describir las creencias del paciente en relación al consumo de alcohol (identificar creencias como: “todo el mundo bebe”, “no le hago mal a nadie por tomarme una cerveza”).
Evitar sustentar nuestra actuación sobre su obligación de asumir la necesidad del cese de consumo. No utilizar expresiones como “debes dejar de beber por tu bien”.


Contemplación

Es consciente del problema
Ha considerado la posibilidad de dejar de consumir
Se muestra ambivalente respecto al cese de consumo: considera y rechaza el cambio a la vez.
El paciente puede cronificarse en esta etapa.
Cuando se le confronta para que tome una decisión suele responder que no es el mejor momento.
No ha desarrollado el compromiso de dejarlo.
En esta etapa comienza a equilibrarse lo positivo y lo negativo.
Manifiesta la necesidad de hablar de ello
Tratar de que valore las consecuencias de cambiar su conducta de consumo o continuar bebiendo tal y como viene haciendo. La idea es inclinar la balanza decisional a favor del cese de consumo de alcohol, al menos de forma experimental.

El objetivo es que la persona analice sus hábitos y sea consciente de que su patrón de consumo no se permite conseguir las metas que se propuso a medio o largo plazo. En este momento es muy importante que sea consciente de la contradicción que existe entre lo que quiere conseguir en la vida o como le gustaría que fuese la relación con su mujer e hijos y el estilo de vida que realmente tiene. Debe dejarse en evidencia que su consuo de alcohol le está llevando a distanciarse de su ideario de vida.


Preparación

Aparece un mayor acuerdo entre intenciones y conducta.
Es la “etapa de toma de decisiones”.
Se compromete a dejarlo.
Realiza algunos cambios como reducir la cantidad de alcohol que bebe a diario.
Es un buen omento para que el paciente se comprometa verbalmente con nosotros.
Debemos informarle sobre la mejor estrategia que puede seguir para llevar a cabo el cambio.
Se derivará a servicios de salud para recibir medicación para que pueda dejar de beber sin que aparezca el síndrome de abstinencia.
La psicoterapia le ayudará a distanciarse progresivamente del deseo de consumir alcohol.
Diseñar un plan conjuntamente con el paciente para que se implique suficiéntemente.


Acción

El cambio de su conducta manifiesta y en su forma de pensar y conlleva un mayor reconocimiento y refuerzo social.
Es el momento de utilizar estrategias para el aumento de la autoestima, haciendo lo posible para que el paciente mejore sus expectativas positivas de autoeficacia en relación al proceso de abandono del consumo de alcohol. Debemos transmitirle esperanza por superar su problema y trasladarle que se llevará a cabo una intervención bio-psico-social ajustado a sus necesidades.
Si el paciente deposita en nosostros su confianza para que lo orientemos, podemos mostrarle modelos de personas que han logrado con éxito el cambio de estilo de vida. No está demás informarle de la experiencia de otras personas que iniciaron tratamiento y lo finalizaron con éxito: lo que nos decían sobre el bienestar experimentado una vez superaron la necesidad física de beber, cuando fueron conscientes de los beneficios derivados de su abstinencia, cuando manifiestan que se alegran de haber confiado en nosotros y haber hecho el esfuerzo de seguir las indicaciones terapéuticas.


Mantenimiento

Intenta consolidar los cambios y prevenir recaídas.
Es un continuo cambio.
Puede tener miedo no sólo a las recaídas sono también a los propios cambios en sí mismo.
Se trata de implantar un programa de prevención de recaída que debe ajustarse a las características de cada paciente, especialmente en lo que se refiere a la psicopatología comórbida.

Dª. Ana Ruiz y su equipo diseñan protocolos de intervención, basándose en los conocimientos de la psicología científica actual. Dichos protocolos se adaptarán, en lo que necesite, a la persona, a los problemas que pueda presentar, y a sus circunstancias y su entorno.
La/s personas atendida/s recibirán una atención y trato excelente, así como una evaluación sólida y una intervención eficaz y lo más breve posible.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.