667 835 539

667 835 539

Respuestas y preguntas sobre terapia para adolescentes

«La etapa de la adolescencia es tan necesaria para la vida como el agua o la comida». Anónimo.

 

La adolescencia es una fase crucial en el desarrollo humano, abarca la transición entre la infancia y la adultez. Durante este período acontecen cambios físicos, cognitivos, emocionales, sociales y físicos significativos. Y algo muy, muy importante, el desarrollo de la identidad de la persona. Hay una evolución.

Aunque en esta fase predomina la confusión y los cambios, no todos los adolescentes viven la adolescencia de la misma manera y la intensidad de estos cambios puede variar ampliamente.

¿Cuándo se necesita terapia?

En ocasiones la adolescencia se vuelve una época difícil, tanto para el adolescente como para los padres, por lo que ofrecer apoyo emocional, fomentar la comunicación asertiva y proporcionar orientación durante este período puede ser fundamental para ayudarles a sobrellevar esta etapa de transición con éxito.

James Marcia propuso un enfoque para evaluar el desarrollo de la identidad durante la adolescencia. Según su teoría, los adolescentes exploran y se comprometen con temas relacionados con la ocupación, la política, la religión y el comportamiento sexual¹. Marcia identificó cuatro estados de identidad que representan las cuatro combinaciones posibles de la dimensión de compromiso y exploración:

1. Difusión de identidad: Este estado caracteriza a aquellos que no han explorado las opciones ni se han comprometido con una identidad.
2. Ejecución hipotecada: Este estado es para aquellos que se han comprometido con una identidad sin haber explorado las opciones. El individuo no se ha involucrado en ningún experimento de identidad y ha establecido una identidad basada en las elecciones o valores de los demás.
3. Moratoria: Algunos adolescentes pueden pasar años intentando diferentes identidades posibles (estado de moratoria) antes de finalmente elegir una.
4. Identidad de logro: Este estado se alcanza cuando el individuo ha explorado varias identidades y ha hecho un compromiso.

Es importante tener en cuenta que estos estados no son lineales y los adolescentes pueden moverse entre ellos a medida que crecen y se desarrollan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado varias conductas de riesgo en la adolescencia:

– La mitad de los trastornos mentales en la edad adulta ya han debutado a los 15 años pero, en su mayor parte, no se detectan ni se tratan.
– El inicio temprano del consumo nocivo de sustancias psicoactivas, que es desproporcionadamente elevado entre los jóvenes, da lugar a un aumento del riesgo de caer en dependencias y de sufrir otros problemas durante la edad adulta.
– En 2021 dieron a luz 42 de cada 1000 jóvenes de entre 15 y 19 años.
– Las lesiones y los traumatismos no intencionados, como los accidentes de tránsito y los ahogamientos, son una de las principales causas de muerte y discapacidad entre los adolescentes.

Si observas que tu hijo o hija se encuentra inmerso en una etapa compleja, lo mejor es que acuda a terapia lo antes posible, con el objetivo de dilucidar si los cambios son propios de la edad o está ocurriendo algo más grave.

¿En qué consiste la terapia para adolescentes?

Consiste en abordar los desafíos o las dificultades que preocupan tanto a los adolescentes como a los padres. Se trata de una terapia individual en la que puede ser beneficiosa la colaboración de los padres al principio o en algún momento del proceso terapéutico.

Los terapeutas trabajan para ayudar a los adolescentes a comprender y manejar sus emociones, fortalecer habilidades de afrontamiento, mejorar las relaciones interpersonales y desarrollar una identidad sólida.

El proceso terapéutico comienza con un análisis y una evaluación de la situación o el problema que genera malestar, angustia o desasosiego al adolescente, seguidamente, se lleva a cabo una intervención y se realiza un seguimiento para comprobar que el cambio se mantiene a lo largo del tiempo.

La terapia se adapta a las necesidades individuales de cada joven, utilizando enfoques basados en la evidencia y técnicas que sean efectivas para abordar sus preocupaciones específicas.

¿Cuál es el objetivo de la terapia dirigida a adolescentes?

La psicoterapia para adolescentes permite proporcionarles recursos o herramientas necesarias para hacer frente a cualquier situación adversa o dificultades que preocupan a la familia. Se pretende contribuir en el desarrollo emocional y psicológico del menor y, en consecuencia, en el de la familia.

En ocasiones, hay que ampliar el trabajo terapéutico con orientación académica y profesional, ya que el paciente se puede encontrar inmerso en una espiral de frustraciones académicas, sociales y personales. 

Además, es frecuente implicar a la familia en el trabajo terapéutico, ya que el paciente responde mucho mejor y más rápido si sus padres o tutores colaboran.